Acoso Psicológico

acoso psicológico

El acoso psicológico o moral es, según la RAE, «La práctica ejercida en las relaciones personales, consistente en dispensar un trato vejatorio y descalificador a una persona con la finalidad de desestabilizarla psíquicamente.»

¿Qué es el acoso psicológico?

El acoso es una serie de comportamientos abusivos, tales como actos, palabras, escritos o gestos, que violan la identidad, dignidad e integridad física y/o psicológica de una persona, causando daño a su reputación social.

El acoso puede ocurrir en cualquier contexto donde haya interacción entre personas, ya sea en el ámbito laboral, escolar, social o familiar. Normalmente, se trata de una o varias personas que ejercen un comportamiento abusivo y repetido hacia una víctima específica.

Heinz Leymann señaló que este tipo de comportamiento hostil ocurre con frecuencia (como criterio estadístico, al menos una vez por semana) y durante un período prolongado (al menos seis meses). Debido a la alta frecuencia y duración del maltrato, puede tener graves consecuencias en la salud mental, física y social de la víctima, causando un gran sufrimiento.

Es necesario diferenciar el acoso moral y el sentimiento de acoso moral, dos procesos vinculados pero no idénticos.

Para que exista el acoso moral es necesario que se produzcan conductas de inequidad reales con respecto la víctima, aunque no sean reconocidas, en este sentido puede existir el maltrato psicológico, aunque la víctima no se queje de ello.

El acoso moral real consiste en las prácticas reales de marginación, discriminación y vejación, aun sin conciencia por parte de la víctima. Lo que constituye el acoso moral es un conjunto de prácticas discriminatorias que atentan contra la dignidad y valor moral de la víctima de acoso.

Muchas personas se empeñan en tratar de sobrevivir al acoso psicológico en el trabajo y acaban desarrollando diferentes patologías como ansiedad, trastornos del sueño, cambios de humor, depresión…

Consecuencias de sufrir acoso psicológico.

Las consecuencias del acoso pueden ser muy graves y tener un impacto significativo en la salud física y mental de la víctima. Entre los problemas más comunes encontramos la ansiedad, aislamiento, cambios de humor, estrés, adicciones, insomnio, depresión…

En algunos casos también puede desarrollarse:

  • Trastorno de estrés postraumático: conductas estresantes reiteradas y constantes durante un largo periodo de tiempo.
  • Trastorno adaptativo: mostrar un malestar mayor de lo comúnmente aceptado provocando un deterioro significativo.
  • Trastorno de ansiedad generalizada: preocupación y ansiedad excesiva ante amplios contextos y estímulos durante al menos 6 meses.

Trastornos del estado de ánimo: estados depresivos, sentimiento de culpa, disminución de la concentración…

Criterios Acoso Psicológico:


Criterios de Leymann:

  1. Que sean conductas psicológicamente agresivas, dirigidas contra una persona por parte del grupo o de una persona sola.
  2. Frecuencia y sistematicidad: duración mínima de seis meses, una vez por semana.


Piñuel ha añadido un tercer elemento:


Que existan comportamientos externos verificables por testigos, es decir, que sean realidades y no sensaciones.


Ámbitos donde se puede desarrollar :

  • Acoso Laboral (Mobbing): conducta hostil y repetitiva hacia una persona en el entorno laboral, la cual puede tener un impacto negativo tanto en su salud mental como en su desempeño profesional.
  • Ámbito Escolar (Bullying): Acoso físico o psicológico al que someten, de forma continuada y reiterada, a un alumno sus compañeros.
  • Acoso Sexual: cualquier comportamiento, ya sea verbal o físico, de naturaleza sexual que tenga el propósito o efecto de atentar contra la dignidad de una persona, especialmente cuando se crea un entorno intimidatorio, degradante u ofensivo.
  • Ámbito Familiar o violencia doméstica: cualquier acto u omisión que daña la estabilidad psíquica y emocional de un miembro de la familia
  • Violencia de género/Acoso en la pareja: Conducta destructiva que emite un miembro de la pareja sobre el otro, con abuso de poder y tratando de anular a la pareja a través de la manipulación.
  • Blocking o Acoso Vecinal: Se caracteriza por el hostigamiento prolongado de un vecino o grupo de vecinos hacia otra persona, lo cual puede tener consecuencias psicológicas graves y duraderas para la víctima.
  • Ciberacoso (Ciberbullying): Acoso, hostigamiento o intimidación de una persona a través del uso de las tecnologías, como las redes sociales, los mensajes de texto, el correo electrónico o cualquier otro medio digital.


Formas de Acoso Psicológico:

  • Ataques a las relaciones sociales de la víctima con aislamiento social.
  • Ataques a la vida privada de la víctima.
  • Violencia física y/o psicológica.
  • Ataques a las actitudes de la víctima.
  • Agresiones Verbales.
  • Expandir rumores sobre la víctima.


El impacto del hostigamiento psicológico es muy dañino en la víctima. Dicho acoso, crea una disminución significativa de la calidad de vida, la depresión, los problemas de sueño y afecta de forma negativa a la concentración.

Además, en la gran parte de los casos, las víctimas no son conscientes del acoso psicológico que están sufriendo.

¿Qué podemos hacer si somos víctimas de acoso psicológico?

Denuncia por acoso psicológico:

Previamente a la denuncia de acoso psicológico debemos recabar todas las pruebas posibles. Para probar en un juicio los hechos y demostrar que somos o hemos sido víctimas de acoso la herramienta clave son los informes periciales psicológicos. 

Las valoraciones psicológicas tienen mucho valor a nivel judicial, puesto que analizan las relaciones de causa y efecto de los síntomas de la víctima.

De todos los tipos de acoso psicológico, conviene hacer un análisis detallado de lo sucedido. El acoso suele tender a ser difícil de demostrar en los tribunales.

Por esta razón, un informe psicométrico es importante y relevante. Registra científicamente el proceso psicológico vivido y las consecuencias del acoso reiterado. 

¿Dónde denunciarlo?

  • Jefaturas de policía: Podemos acudir directamente a la comisaría de policía más cercana para interponer una denuncia. La policía tiene obligación de informar al Ministerio Público para que inicie las investigaciones y autorice la realización de las diligencias pertinentes.
  • Ministerio Público: La fiscalía es el mejor lugar para interponer denuncias o querellas. Los fiscales tienen la obligación de activar el Ius Puniendi para que el imputado (acosador) sea castigado.

Cualquier persona puede acudir a los organismos de justicia para interponer una denuncia o informar de una situación de acoso psicológico. Es decir, no es necesario ser víctima de maltrato psicológico para poder informar a las autoridades.

¿Cuales son las consecuencias del acoso psicológico?

El acoso psicológico puede tener graves consecuencias para la salud y el bienestar de la persona afectada. Algunas de las consecuencias del acoso psicológico son:

  1. Problemas emocionales: El acoso psicológico puede causar una serie de problemas emocionales como depresión, ansiedad, estrés, tristeza, desesperanza, ira y frustración.
  2. Problemas físicos: El acoso psicológico también puede tener efectos físicos como dolores de cabeza, problemas gastrointestinales, trastornos del sueño, fatiga y otros problemas de salud.
  3. Aislamiento social: La persona afectada por el acoso psicológico puede sentirse aislada y marginada socialmente debido a su situación, lo que puede aumentar sus problemas emocionales y físicos.
  4. Baja autoestima: El acoso psicológico puede afectar la autoestima y la confianza de la persona, haciéndola sentir insegura y vulnerable.
  5. Pérdida de productividad: El acoso psicológico en el lugar de trabajo puede afectar negativamente la productividad de la persona, lo que puede llevar a la pérdida del trabajo o dificultades en el desempeño laboral.
  6. Dificultades en las relaciones interpersonales: El acoso psicológico también puede afectar las relaciones interpersonales de la persona, tanto en el ámbito personal como profesional.

¿Cómo puedo protegerme del acoso psicológico?

Aquí hay algunas sugerencias que pueden ayudarlo a protegerse del acoso psicológico:

  1. Comuníquese de manera clara y asertiva: Si alguien está tratando de intimidarlo, hostigarlo o molestarlo, comuníquese de manera clara y asertiva. Hable con esa persona y hágale saber cómo se siente y que su comportamiento no es aceptable.
  2. Establezca límites: Si alguien está cruzando límites y haciéndolo sentir incómodo, establezca límites claros y haga cumplir esas normas. Puede ser útil escribir sus límites y hacerlos visibles.
  3. Mantenga registros: Si está siendo acosado psicológicamente, mantenga registros de lo que sucede. Tome notas, guarde correos electrónicos o mensajes de texto y tenga un registro de lo que sucede y cuándo.
  4. Busque apoyo: Busque apoyo de amigos, familiares y colegas. Si está siendo acosado en el trabajo, hable con su supervisor o recurra a los recursos internos de la empresa.
  5. Busque ayuda profesional: Si el acoso psicológico está afectando su salud emocional y física, busque ayuda profesional. Un psicólogo o un terapeuta pueden ayudarlo a manejar el estrés y desarrollar estrategias para manejar el acoso.
  6. Conozca sus derechos: Asegúrese de conocer sus derechos en el lugar de trabajo o en cualquier otra situación en la que pueda estar siendo acosado. Busque información en línea o hable con un abogado si es necesario.
  7. No se culpe a sí mismo: Recuerde que el acoso psicológico no es su culpa. No se culpe a sí mismo o piense que lo está provocando. El acoso es una conducta inaceptable, y la persona que lo está realizando es la responsable de su comportamiento.

¿Cómo puedo ayudar a alguien que está siendo víctima de acoso psicológico?

Si conoce a alguien que está siendo víctima de acoso psicológico, hay varias cosas que puede hacer para ayudar:

  1. Escucha: Lo más importante que puede hacer es escuchar a la persona y brindarle apoyo emocional. Hágale saber que está allí para ayudar y que su experiencia es válida.
  2. Ofrezca su ayuda: Pregúntele a la persona qué necesita y cómo puede ayudar. Tal vez solo necesite alguien con quien hablar o puede necesitar ayuda para enfrentar la situación.
  3. Cree un ambiente seguro: Ayude a crear un ambiente seguro para la persona. Si el acoso está sucediendo en el trabajo o en la escuela, por ejemplo, puede ofrecer acompañarla a hablar con su supervisor o con la dirección. Asegúrese de que se sienta segura y protegida.
  4. Ayude a documentar el acoso: Pídale a la persona que documente cualquier incidente de acoso. Puede ser útil tomar notas, guardar correos electrónicos o mensajes de texto, o grabar conversaciones si es posible. Esto puede ser útil más adelante si la persona decide tomar medidas legales.
  5. Anímela a buscar ayuda profesional: El acoso psicológico puede ser traumático, y la persona puede necesitar ayuda profesional para superar la situación. Anímela a buscar ayuda de un psicólogo o terapeuta.
  6. Infórmese: Aprenda sobre el acoso psicológico y los recursos disponibles para las víctimas. Puede ser útil conocer las leyes y políticas que rigen el acoso en su área y saber a dónde remitir a la persona para obtener ayuda adicional.
Volver arriba