Acoso Psicológico

acoso psicológico

El acoso psicológico o moral es, según la RAE, «La práctica ejercida en las relaciones personales, consistente en dispensar un trato vejatorio y descalificador a una persona con la finalidad de desestabilizarla psíquicamente.»

¿Qué es el acoso psicológico?

Es un conjunto de conductas abusivas en forma de actos, palabras, escritos o gestos que vulneran la identidad, la dignidad o la integridad física y/o psicológica de una persona y daña su reputación social.

Se puede dar en cualquier situación en la que se relacionen un grupo de personas. Lo ejerce una persona o grupo de personas sobre una única víctima. 

Estas actividades tienen lugar de manera frecuente (como criterio estadístico, por lo menos una vez a la semana) y durante largo tiempo (por lo menos seis meses). A causa de la elevada frecuencia y duración de la conducta hostil, este maltrato acaba por resultar en considerable miseria mental, psicosomática y social, según señaló Heinz Leymann.

Es necesario diferenciar el acoso moral y el sentimiento de acoso moral, dos procesos vinculados pero no idénticos.

Para que exista el acoso moral es necesario que se produzcan conductas de inequidad reales con respecto la víctima, aunque no sean reconocidas, en este sentido puede existir el maltrato psicológico, aunque la víctima no se queje de ello.

El acoso moral real consiste en las prácticas reales de marginación, discriminación y vejación, aun sin conciencia por parte de la víctima. Lo que constituye el acoso moral es un conjunto de prácticas discriminatorias que atentan contra la dignidad y valor moral de la víctima de acoso.

Muchas personas se empeñan en tratar de sobrevivir al acoso psicológico en el trabajo y acaban desarrollando diferentes patologías como ansiedad, trastornos del sueño, cambios de humor, depresión…

Criterios Acoso Psicológico:


Criterios de Leymann:

  1. Que sean conductas psicológicamente agresivas, dirigidas contra una persona por parte del grupo o de una persona sola.
  2. Frecuencia y sistematicidad: duración mínima de seis meses, una vez por semana.


Piñuel ha añadido un tercer elemento:


Que existan comportamientos externos verificables por testigos, es decir, que sean realidades y no sensaciones.


Ámbitos donde se puede desarrollar :

  • Acoso Laboral (Mobbing)
  • Ámbito Escolar (Bullying)
  • Acoso Sexual
  • Ámbito Familiar o violencia doméstica
  • Violencia de género Acoso en la pareja
  • Blocking o Acoso Vecinal
  • Ciberacoso


Formas de Acoso Psicológico:

  • Ataques a las relaciones sociales de la víctima con aislamiento social.
  • Ataques a la vida privada de la víctima.
  • Violencia física y/o psicológica.
  • Ataques a las actitudes de la víctima.
  • Agresiones Verbales.
  • Expandir rumores sobre la víctima.


El impacto del hostigamiento psicológico es muy dañino en la víctima. Dicho acoso, crea una disminución significativa de la calidad de vida, la depresión, los problemas de sueño y afecta de forma negativa a la concentración.

Además, en la gran parte de los casos, las víctimas no son conscientes del acoso psicológico que están sufriendo.

¿Qué podemos hacer si somos víctimas de acoso psicológico?

Denuncia por acoso psicológico:

Previamente a la denuncia de acoso psicológico debemos recabar todas las pruebas posibles. Para probar en un juicio los hechos y demostrar que somos o hemos sido víctimas de acoso la herramienta clave son los informes periciales psicológicos. 

Las valoraciones psicológicas tienen mucho valor a nivel judicial, puesto queanalizan las relaciones de causa y efecto de los síntomas de la víctima.

De todos los tipos de acoso psicológico, conviene hacer un análisis detallado de lo sucedido. El acoso suele tender a ser difícil de demostrar en los tribunales.

Por esta razón, un informe psicométrico es importante y relevante. Registra científicamente el proceso psicológico vivido y las consecuencias del acoso reiterado. 

¿Dónde denunciarlo?

  • Jefaturas de policía: Podemos acudir directamente a la comisaría de policía más cercana para interponer una denuncia. La policía tiene obligación de informar al Ministerio Público para que inicie las investigaciones y autorice la realización de las diligencias pertinentes.
  • Ministerio Público: La fiscalía es el mejor lugar para interponer denuncias o querellas. Los fiscales tienen la obligación de activar el Ius Puniendi para que el imputado (acosador) sea castigado.

Cualquier persona puede acudir a los organismos de justicia para interponer una denuncia o informar de una situación de acoso psicológico. Es decir, no es necesario ser víctima de maltrato psicológico para poder informar a las autoridades.

Volver arriba