Pericial psicológica en el ámbito penal

pericial psicológica penal

La pericial psicológica en el ámbito penal es una prueba fundamental en este tipo de procesos.

¿Qué es el peritaje psicológico?

El campo de la psicología es bastante amplio, su aplicación abarca desde la clínica hasta un sinfín de áreas más. Entre ellas destaca, la psicología forense, puesto que tiene una serie de herramientas y características propias. El informe pericial psicológico es una de estas herramientas. 

Al igual que los demás informes psicológicos, este es un documento científico, legal, intransferible y de carácter personal. 

Así pues la psicología forense es la rama de la psicología que estudia e interviene en los procesos judiciales. Con el fin de aportar datos y conocimientos que ayuden a resolver determinados casos.  

Los psicólogos forenses tienen la función de recopilar, estudiar e interpretar correctamente los diferentes datos psicológicos que aportan elementos importantes de cara a un juicio. 

En este artículo informaremos sobre el peritaje psicológico en el ámbito penal, los pasos que hay que llevar a cabo para hacerlo y quién puede hacerlo y solicitarlo. 

¿Por qué es importante el informe pericial psicológico en el ámbito penal?

El informe pericial psicológico en el ámbito penal es importante porque:

  • Las periciales psicológicas ayudan al abogado/a preparar su estrategia de defensa de la víctima o el acusado.
  • Determinan si la psicopatología encontrada explica el delito cometido o si es consecuencia del mismo.
  • Es un documento legal que sirve de prueba durante el juicio, tanto para la víctima como para el acusado.
  • Puede modificar las consecuencias penales para el delincuente en función de los resultados obtenidos.

Los informes periciales psicológicos en el ámbito penal deberán ser realizados por peritos psicólogos expertos en psicología forense y criminal. Así como conocedores de la legislación que rige los procesos en materia penal.

¿Cuáles son los objetivos del peritaje psicológico en el ámbito penal?

Los objetivos de un peritaje psicológico varían en función del marco legislativo en que se realice. En términos generales es el juez el que fija los objetivos de la pericia, manifestando a los peritos el objeto del informe. 

Ahora bien, los objetivos no son exclusivamente marcados por el juez, ya que cualquiera de las partes pueden suscitar las cuestiones que sean oportunas. 

De cualquier manera debe reseñarse que los objetivos de un peritaje dependen de los propósitos para los que ha sido requerido. Los objetivos que Guttmacher describe en el ámbito penal son los siguientes: 

  • Dar una opinión sobre si el acusado sufre una enfermedad mental, así como las razones que han llevado al psiquiatra a esta conclusión. 
  • Si se ha afirmado que el acusado padecía una enfermedad mental claramente definida y reconocible, especificarla estableciendo sus características principales y síntomas. Hay que enfatizar su efecto sobre la capacidad de juicio individual, conducta social y autocontrol.
  • De qué manera la enfermedad mental ha influido en la conducta del acusado, especificando la relación entre el trastorno mental y la conducta criminal alegada.

Uno de los aspectos más relevantes de estos informes es conocer si el sujeto actuó con premeditación. Es decir, saber si tenía intención de llevar a cabo la conducta y si tuvo plena libertad y conciencia para actuar. 

En definitiva, saber si existe imputabilidad. Es muy  importante averiguar si el sujeto en cuestión tenía capacidad para conocer el alcance de los hechos. Es decir si tenía intención, libertad y conocimiento pleno de lo que hacía.

¿Cómo se realiza el peritaje psicológico penal?

El derecho penal es el conjunto de leyes que especifican qué acciones o conductas son un delito y las penas que a éstas se atribuyen.

Es necesario realizar una pericial psicológica en el ámbito penal si se le acusa de haber cometido algún delito o si ha sido víctima de uno. En estos casos es probable que el abogado recomiende la realización de un informe pericial psicológico para obtener la información psicológica o psiquiátrica necesaria. Con el objetivo de que sea útil para el desarrollo del mismo y para la defensa del caso. 

En este ámbito se realizan informes periciales concretamente para:

  • Valorar si en el momento de cometer un delito la persona acusada disponía de las capacidades cognitivas y volitivas necesarias para entender las consecuencias de sus actos. 
  • Evaluar la validez del testimonio.
  • Evaluar trastornos psicopatológicos, agresiones sexuales, daño moral – secuelas psicológicas.

En el análisis que realizan los psicólogos para realizar un estudio completo de la persona, evalúan las siguientes áreas: 

  • Valoración psicológica en procesos de violencia de género y de los malos tratos psicológicos
  • Secuelas psicológicas en víctimas
  • Evaluación de la imputabilidad (en términos psicológicos, capacidad cognoscitiva y volitiva)
  • Violencia, peligrosidad y reincidencia delictiva
  • Capacidad procesal
  • Evaluar el testimonio en un informe pericial de abusos sexuales
  • Peritaje psicológico de daño psíquico o para determinar la existencia de daño moral
  • Informe pericial psicológico de abuso infantil
  • Análisis de declaraciones de menores mediante un informe psicológico forense sobre credibilidad del testimonio
  • Toxicomanías y drogodependencias. Informe psicológico de adicciones.

Cabe destacar que algunas enfermedades mentales como la demencia y la esquizofrenia entre otras, pueden dar lugar a conductas involuntarias. Por ello también es importante realizar una evaluación psicológica profunda para determinar si existen enfermedades mentales previas en el sujeto. 

Este tipo de enfermedades no les permite conocer el alcance de los hechos. Por ello, la involuntariedad frente a la premeditación de los hechos son aspectos claves en estos tipos de informes. Puesto que se determinará hasta qué punto el individuo es responsable de su conducta. 

¿Quién puede realizar la pericial psicológica en el ámbito penal?

En España cualquier psicólogo puede realizar un peritaje psicológico ya que no existe una titulación oficial en Psicología Forense. Pero esto no significa que todos los psicólogos estén capacitados para ello para hacerlo con garantías. 

Ten en cuenta que para dedicarse a la psicología forense el profesional debe contar con un grado en Psicología y después una especialización en Psicología Clínica. Después debe cursar un posgrado en Psicología Forense. 

Así que, contrata a un profesional que tenga la formación suficiente para poder tener un servicio de calidad. 

¿Quién puede solicitarlo?

De forma general, un informe psicológico forense puede ser solicitado por una de las vías siguientes:

  • Por un particular: una de las partes involucradas en el procedimiento judicial (o su abogado) decide aportar dicho informe como medio probatorio ante el juez.
  • Judicialmente: el propio Juzgado acude al punto de vista de un perito para salir de dudas en alguno de los aspectos del caso.

Contacta con nosotros

Recuerda que si tienes alguna duda al respecto sobre los informes psicológicos para juzgados, siempre puedes ponerte en contacto con nosotros.

Volver arriba